El ocio es un derecho para todos

9 May

“No podemos decir que sea una sociedad inclusiva, es un camino largo y hay que ir dando pasos”, aseguró Miren Zamarguilea, responsable de voluntariado de la Asociación Navarra en favor de las personas con discapacidad intelectual, ANFAS, ya que la inclusión representa la inserción total en la que “todo para todos” y exige cambios profundos en la manera de entender la sociedad. Hoy se está celebrando en Ollo, en la Comarca de Pamplona, la  tercera sesión de la I Jornada de Turismo Accesible y Sostenible, organizada por la cooperativa de iniciativa social Gure Sustraiak.

Socialmente se ha pasado de un entorno de total exclusión, a la segregación con servicios separados y sin visibilidad. “El  paso fue la integración que es ofrecer actividades con el resto pero diferenciadas”, pero no es suficiente. Se trataría ahora de tender a la inclusión que “es una actitud, un derecho, una manera de entender el mundo”, para ello hay que percibir la diversidad como “algo positivo que enriquece”.

Es la sociedad la que se tiene que adaptar a las diferentes necesidades y valorar la individualidad, ya que cada persona tiene sus características, deseos y necesidades. “Tampoco hay que disfrazar la realidad, las limitaciones existen, pero hay que trabajar desde ellas buscando las capacidades”, aseguró.

Zamarguilea destacó que “el ocio es un derecho”, que incluso debería contemplarse en la legislación, de ahí que diferentes organizaciones desarrollasen el llamado Manifiesto por un Ocio Inclusivo, que parte de una premisa muy clara: “nada sobre las personas con discapacidad intelectual, sin las personas con discapacidad intelectual”. De ahí que plantease la necesidad de cambios en programas y servicios de ocio comunitario y en las industrias del sector.

Además, aportó la perspectiva de ANFAS como una asociación que surgió de los padres con hijos con discapacidad intelectual para proporcionar apoyos y servicios para que cada persona con discapacidad intelectual y su familia pueda cumplir ssu objetivos de vida, como ciudadanos de pleno derecho.

Entre los aspectos que destacó fue el programa de autogestión. En ellos grupos de personas con discapacidad intelectual, con el apoyo de un profesional, para participan, deciden y plantean cuales sus derechos y necesidades. “Nos reclaman, nos exigen y nos hacen mejorar”, explicó.

En este sentido destaca como las personas que participan en estos grupos piden como “aportar a los demás, ya que no solo quieren recibir”. Así se han formado como cuenta cuentos y como voluntarios para albergues de peregrinos del Camino de Santiago.

Asimismo es fundamental la Planificación Centrada en la Persona (http://issuu.com/anfasnavarra/docs/guiapcp). De esta forma quien llega a la asociación se le conoce para que plantee “sus deseos, lo que quieren hacer y ver cuáles son sus metas a largo plazo pero también las más cercanas”.

Animó además a “trabajar en red y en equipo” que permita sumar fuerzas y conocimientos entre las diferentes asociaciones y entre estas y otros sectores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: